lunes, 27 de mayo de 2019

Fuera Mascaras

ESCRITO POR: ZATN
CONTIENE BALLBUSTING M/M Y F/M.
Relacionado con ASALTO AL CLUB FIGHT TWO y EL LADO OSCURO DEL DECANO.

   En anteriores relatos ha aparecido una misteriosa enmascarada que ha atacado a diferentes personas. Primero asaltó el Club Fight Two, donde robó  un dinero que el gerente había obtenido explotando una rivalidad entre dos luchadores, el dinero terminó ayudando a gente necesitada; Luego se da el ataque en casa de una pareja gay, siendo uno de ellos el anterior criminal conocido como “Trump”, al parecer la enmascarada quería hacerle pagar por sus acciones delictivas; Y finalmente la agresión al decano Pérez Ayola, quien debió renunciar a su puesto en la universidad para evitar ser expuesto públicamente en conductas indecentes.

   Esta enmascarada se ha mostrado conocedora de artes marciales, y utiliza equipo de vigilancia y armas eléctricas, ahora sabremos su identidad.

   El detective Armando Díaz, luego de una ardua investigación tiene por fin una sospechosa. Una foto mejorada por expertos le da a la posible culpable.

   Gracias a la foto, se avanza en su identificación, el ingreso al club de lucha erótica, ayuda a identificarla, pues todos lo que entran aparecen en cámara, y en la boletería debía presentar su número de documento de identidad. Así en poco tiempo ya tiene la identidad plena.

jueves, 23 de mayo de 2019

Generacion Chacon (1/3): Cuestión de genética familiar


CONTIENE:
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE Y MUJER/HOMBRE
SEXO HETEROSEXUAL

   Rafael es el hijo mayor de Israel Chacón, para el año 2019 su edad es de 12 años pero para esta serie titulada Generación Chacón será basada en un pequeño salto en el tiempo de los hijos de los principales personajes, en esta primera entrega Rafael, a quien se le aumentará la edad en salto de tiempo a los 28 años e inicia de este modo:


   Rafael  miró su reloj antes de entrar al bar. Eran las 10:20 de la noche. El rubio era increíblemente atractivo y en más de una ocasión le habían dicho que tenía mucho parecido con su padre, él no encontraba mucha similitud en las viejas fotos de facebook, quizás el mayor parecido estaba en sus gustos por las mujeres o por el gran tamaño de sus testículos heredados de él y que a su vez él había regalado a su hijo que contaba con apenas 3 años.


   Penetró en el bar y tanteo con la mirada, sus ojos vagaban de una mesa a otra hasta que un brazo femenino se agitó llamando su atención, sí, allí estaba la chica que su primo Vicente le había establecido para una cita a ciegas, eran tan bromista su primo que quiso seguirle el juego en su disparatada idea.


   Ocupó la mesa ante la atractiva muchacha de cabellos castaños y comenzaron a hablar. Rafael en seguida se sintió atraido por aquellos labios grandes y gruesos, la piel blanca y su desenvoltura e interés en la comunicación. Ella era abogada y como meta deseaba ser juez, así que tenía propósitos.


   Rafael sonrió, por su parte siguió los pasos de Israel hasta convertirse en odontólogo, como afición familiar de dedicarse a un deporte en su tiempo libre jugaba béisbol, desde pequeño.


   Ella, Julia, no practicaba ningún deporte, pero cuando estuvo de novia, hace mucho tiempo atrás, disfrutaba del fútbol.


   —Tengo entendido que son familia de Lucas Chacón.


   Rafael afirmó con la cabeza.


   —Es uno de esos primos segundos, terceros, ya no recuerdo qué.


   —Tuvo muy buen desempeñó en el mundial pasado.


   —Sí —afirmó con la cabeza Rafael.


   —Mi sobrino lo adora, un día de estos promete que lograrás que se tome una foto con él y le firme la camiseta del equipo.


   —¿Así lo crees? Lo intentaré. Al pobre Lucas ya se le vence la edad en el fútbol, ya dio lo que tenía que rendir.


   Ambos se rieron.


   —Pero es una gloria nacional —indicó Julia.


   Con eso continuaron bebiendo hasta altas horas de la noche, coqueteando de un lado a otro con Rafael y este colocando una mano en el muslo de Julia.


   Cuando dio la medianoche Julia dijo que ya tenía que irse a casa. Rafael se inclinó hacia delante y le susurró:


   —O simplemente podrías venir a mi departamento.


   Julia sonrió como respuesta y, con eso, se fueron hasta el apartamento de Rafael. Una vez allí, Rafael llevó a Julia abrazada a su habitación, la acostó y se inclinó para besarla. Besos largos y profundos llenos de pasión... El hermoso rubio presionaba su cuerpo contra el de la guapa abogada, se estaban explorando hasta que Rafael rompió el beso.


   —¿Oíste un ruido? —interrogó Rafael.


   Ambos se miraron a los ojos hasta y un sonido desde la puerta de entrada llegó a sus oídos.


   Rafael dio un resoplido.


   —Es Vicente —sonrió Julia.


   —Está loco, es más de la medianoche.


   —Quiere hablar contigo.


   —¡Brrr! Iré a atenderlo.


   Con eso, se levantó de la cama y salió por la puerta teniendo que ajustar su polla dura como roca y claramente visible en su ajustado jeans. Julia se recostó admirando el culo de Rafael mientras salía de la habitación. Se acarició los senos mientras él volvía.


   Rafael salió y se dirigió a la sala de estar donde abrió la puerta encontrándose con Vicente el hijo mayor de su tío Simón. Alto, delgado y de cabellos rubios, era un muchacho vivaracho de actitud inmadura.


   —Gran idiota, te estoy llamando desde temprano para saber cómo te fue en la cita de Julia. Ya no encuentro la manera de contactarte.


   —Has silencio, tarado, ella está aquí. No quiero que nos molestes. Puedes marcharte ya.


   Vicente notó el evidente bulto en el pantalón de Rafael.


   —Y parece que están en plena faena, ¿eh, Rafa? Lo sabía Julia es una ninfómana de primera. EH, JULIA, ANDAS RUIN.


   Con la mano Vicente lanzó una palmada a la entrepierna de su primo. 


   —¡¡¡Bastardo!!!


   Vicente se echó a reír mientras Rafael se hundía en el suelo gimiendo, con la mano enterrada entre sus piernas.


   Julia escuchó lo que sonaba como un gemido desde afuera y decidió ver lo que sucedía. Salió para encontrar a Vicente parado sobre Rafael intentando presionar el pie sobre sus bolas. Abrió la boca sorprendida detallando aquella genuina broma entre primos, que se sabía, tenían los testículos grandes y por ende se lastimaban. Lentamente se arrastró detrás de Vicente. Rafael levantó la vista y la miró, le sonrió por un momento y luego volvió a concentrarse en proteger sus huevos de los pies de su primo.


   Julia justo detrás de Vicente le dio un golpecito en el hombro. Vicente se dio la vuelta y sorprendido recibió un rodillazo entre sus piernas.

martes, 21 de mayo de 2019

Guerreros Orinocos (2/7): la defensa del rubi

CONTIENE:
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE

   El protector Orinoco estaba sentado en una silla con las piernas abiertas. Tenía un pantalón ajustado que mostraba su enorme y carnosa polla y sus bolas extraordinariamente gordas. Estaba tratando de demostrar dominio y tranquilidad ante el invasor atlante que lo amenazaba a cambio de obtener la piedra que estaba destinado a cuidar.


   El guerrero atlante era Sedd, un guapo y atlético guerrero de larga cabellera y con sonrisa de triunfo. Parecía muy relajado y no intimidado en lo más mínimo por el cuerpo fuerte y robusto de Roby.



   —Sí, seguro que sí —dijo Sedd con una sonrisa. Echó un vistazo a la entrepierna de Roby y se rió, estaba divertido por la vista de los genitales que parecían un salami y dos tomates de carne rellenos en una bolsa muy pequeña para guardarlos.



   En ese preciso instante también se estaba ejecutando la pelea de Eli contra Garbok.



   —No vengo a jugar —recordó Sedd—. Estoy en la búsqueda del rubí.



   —Eso nunca —negó Roby levantándose.



   Se colocaron en posición de ataque, uno frente al otro, con las piernas abiertas. Se miraban a los ojos con vistazos asesinos esperando que uno de los dos hiciera el primer movimiento.

sábado, 18 de mayo de 2019

La prision (2/5): la visita llega al baño

CONTIENE:
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE

   George había terminado de tomar una ducha colectiva. Era horrible estar privado de la libertad. Se encontraba desnudo, excepto por un calzoncillo que no dejaba nada a la imaginación. Su cuerpo era musculoso, con una perfecta armonía: brazos y piernas fuertes, hombros anchos y cintura estrecha. Estaba solo meditando, no iba a ser fácil su estadía ahí. El resto de los presos ya se habían ido. Incluyendo Alí que le daba miradas asesinas y quien no le habló más durante el trayecto de la tarde pero estaba declarado que lo odiaba.


   Miró el gran reloj sobre la puerta. Era la noche, su primera noche en la prisión, cuánto se odiaba y miserable se sentía.


   Echó una mirada a su entrepierna. Su gran polla se había puesto dura como roca, tensando la tela de su calzoncillo. Parecía reclamarle por tenerla ahí encerrada sin acceso a la vagina caliente de una mujer. Empezó a sentir vergüenza de aquella furiosa erección.


   Reacomodó su polla y sus bolas dentro de su calzoncillo.


   Su pene seguia tieso como el hierro. La gorda cabeza con forma de hongo se asomó por la abertura de la pierna izquierda, distorsionando la tela y haciendo que su testículo derecho cayera por la abertura de la pierna.


   —Mierda —suspiró George, haciendo otro intento de apilar cada pieza de sus genitales dentro de su ropa interior de manera que pareciera recatada.


   Miró su entrepierna, con una expresión escéptica en su rostro.


   Escuchó pasos y pensó que debía ser un guardia que venía a regañarlo por haberse quedado en las duchas.


   Se giró lentamente.


   Era Alí.

   George tragó saliva sintiendo que esa noche iba a morir allí en los baños.

jueves, 16 de mayo de 2019

Rivales 3 (2/5): Jade y Carla

CONTIENE:
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE

BALLBUSTING MUJER/HOMBRE

   Israel acomodaba la erección que se le había formado al recordar la hermosura de una de las muchachas que había ingresado al equipo de natación como nuevo talento. El rubio se acomodó la polla y sintió que sus bolas se agitaban con esperma acumulado.


   —Inmensas tetas se carga la nueva —se rió, tratando de calmar su furiosa erección que creó una gran carpa en su traje de baño.


   De repente, la puerta de la zona de duchas se abrió y Adam entró.


   Israel jadeó sorprendido y se cubrió la erección con las manos.


   Adam lo miró con una sonrisa divertida. Era un hombre guapo y musculoso, con cabello negro.


   —¿Estoy interrumpiendo algo, afeminado? —miró la entrepierna de Israel y se rió entre dientes.


   —¿A caso te interesa? ¿O vienes por tu porción de lefa? —gruñó Israel, presionando las manos contra su entrepierna—. A caso, ¿hay algo que quisieras decirme? —caminó unos pasos ajustando su entrepierna. Su erección desapareció pero sus pelotas seguían cosquilleando.


   —No olvides que tú y yo hicimos un trato —indicó Adam—, y que tú lo perdiste y ahora tienes que hacer todo lo que yo ordene. Porque eres un perdedor.


   Israel lo miró fijamente. Luego dejó escapar un suspiro, pasándose las manos por el cabello rubio recién mojado.


   Adam sonrió y miró la entrepierna de Israel.


   Su polla se estaba volviendo a poner dura, abultando de forma obscena el traje de baño.


   Adam se rió y lanzó un duro uppercut a las bolas de su rival, haciéndolas crujir en su cuerpo y provocando que Israel soltara un gruñido gutural.


   —Debes cumplir con tu trato, afeminado. Y mantener tu palabra —Adam se dio la vuelta y se dirigió a la puerta.


   Israel gruñó frotándose la entrepierna mientras su erección se desvanecía.


   Unos minutos más tarde salía cojeando del área de vestuarios y se encontró con Adam acompañado de dos preciosas mujeres, una de ellas era aquella hermosa chica del equipo nuevo: Carla era su nombre y estaba acompañada por Jade.


   —Israel, ellas te quieren conocer.


   —He oído que eres un semental —dijo Carla.


   Israel afirmó con la cabeza y su miembro viril se contrajo.


   —¿Un semental? —se burló Adam—. Pero si Israel es un novillo.


   Carla se rió y levantó su pierna hacia atrás y la envió hacia adelante entre los muslos de Israel. Dio un golpe perfecto con las bolas, embistiéndolas contra su cuerpo.


   Israel se dobló, cayó al suelo y aulló de dolor mientras Adam, Carla y Jade convulsionaron de risa.


   —¿Quieres hielo para tus pelotas, nenita? —se burló Adam.


   Israel gimió frotándose los doloridos testículos.


   Las dos muchachas se fueron acompañadas de Adam que se las llevó tomándolas de la cintura. Israel gruñó y estuvo un rato en el suelo procesando el dolor que emanaba de sus grandes testículos. Cuando menguó se levantó y volvió a paso lento a los vestuarios, allí entre sus cosas encontró una concha que pensó le serviría de mucho, el Protex3000, un protector inguinal que su hermano Simón estaba promocionando.


   Israel se aclaró la garganta inspeccionando la taza.


   Intentó colocar sus genitales en la taza, pero era imposible meter todo. Ya Simón le había comentado lo incómodo que resultaba. Cuando logró guardar sus posesiones más preciadas se colocó un short y decidió que no iba a entrenar aquella tarde sino que haría gala de su físico y simpatía.

...