martes, 19 de febrero de 2019

Julio, el fanatico

Escrito por: ZATN
CONTIENE BALLBUSTING M/M y F/M.

LEER ANTES "MI COMBATE CONTRA EL CHICO DE LOS HUEVITOS 1 Y 2", "PEDRO ALFEÑIQUE EN EL CLUB FIGHT TWO 2" Y "ASALTO AL CLUB FIGHT TWO".

   Julio Huertas de 19 años es un joven soltero, inteligente y bastante tímido, apenas había tenido una novia en su vida y esta le dejó al poco tiempo, enloquecía por las mujeres bellas, y observarlas se habían convertido en su segundo pasatiempo, solo superado por los videojuegos, en donde el chico era más que un experto... Se le podría llamar un "Nerd". 

   Un día supo de las luchas eróticas y desde entonces se hizo fanático de verlas... Se volvió cliente regular del club Fight Two, en donde observaba chicas luchando con escasa ropa… Casi desvarió al enterarse de las luchas mixtas, en donde las chicas guerreras peleaban desnudas.

   No le importaba sacar dinero de donde fuese necesario, pero asistía cada 3 días al club, incluso alternaba sus jornadas universitarias con un empleo de medio tiempo para tener el billete necesario.

   De entre las guerreras del club, Rosa Arango alias "La Rosa Negra", era su preferida... No se perdía una pelea de ella, casi babeaba ante las descomunales tetas de Rosa, así como su actitud desestresada y bromista ante un público que la amaba... También se podía decir que le fascinaba cuando golpeaba bajo el cinturón... las luchas mixtas de Rosa eran lo mejor... en fin se podía concluir que era su amor platónico.

   Aquella noche cuando pudo obtener su autógrafo, casi colapsa, y aquella foto  con firma era casi un altar para él.

   Después de cada lucha terminaba con una erección y sin poder aguantar hasta su apartamento, se desahogaba en uno de los baños del club… Tras una copiosa eyaculación descargaba el sanitario, y expelía un enmascarado aroma de un pequeño spray de olor que llevaba consigo.

   Pero su enferma rutina de masturbación en el club, se vio alterada por dos recientes sucesos.

   El primero fue cuando Rosa combatió en lucha mixta con Andrés Miraban, su amada perdió, pero adoró su combate, y de alguna forma se excitó aún más con la forma de perder de ella... un puño en su enorme teta, fue casi un sueño para Julio, el mismo deseó ser aquel hombre y poder golpear la teta de Rosa... como anhelaba tocar esa enorme parte de su querida Rosa; Aquella vez casi se corre en los calzoncillos, presuroso debió ir al baño y no paro de jalarse el pene hasta después de 3 corridas, en más de una ocasión debió bajar el tono de voz durante su "manoseo", ante la entrada de algún hombre a orinar... Ni siquiera suspendió la masturbada, cuando un rezagado aficionado casi desfallece en el baño tras una colosal expulsión de heces.

   Pero el segundo suceso es el tema desarrollado en este relato:

   Hace unos días Julio asistió a la batalla entre Pedro Coronado y Keilor Panamá, Rosa no peleaba ese día, pero el morbo de la pelea entre el enano y el puertorriqueño le hicieron asistir y entusiasmarse... Además terminó excitado con los golpes bajos entre estos luchadores, no se suponía que pelearían desnudos, pero el cambio en las reglas le alegró mucho... Julio imaginaba a Rosa dando cada golpe bajo a esos dos luchadores sin ropa, y eso le calentó…
…Más aún cuando la pelea se decidió con un mutuo apretón testicular, el pene de Julio casi suelta la preciada carga blanca, el fanático cruzó los muslos logrando a última hora evitar eyacular en pleno asiento.
                                                                     
   Terminada la velada y con la gente marchándose, Julio hábilmente se escurrió hacía un baño del área ejecutiva, evitó los baños del público porque  hoy no quería ser interrumpido en su acto masturbatorio, por un nutrido público en retirada, y seguramente repleto de orina.

   En medio de su faena, escuchó la entrada de alguien al baño, pensó que quien ingresó no tardaría. Pero la persona fue directamente a su cubículo, tocando de manera insistente, Julio detuvo su acto y se excusó diciendo que estaba ocupado el lugar, pero los golpes en la puerta del cubículo fueron más y más fuertes, la persona que golpeaba se identificó como el vigilante de tesorería Marcos García.

sábado, 16 de febrero de 2019

Los huevos del porno (2/4): casting

CONTIENE:
BALLBUSTING MUJER/HOMBRE

   Douglas era uno de los actores porno más talentosos y cotizados de la industria. Y es que en su firma genética reposaban todos los rasgos para convertirlo en una máquina de placer sexual. Grandes bolas heredadas por sus antepasados, un pito grueso y largo, cuerpo robusto y testosterona en demasía.


   Peinaba su cabello mientras se preparaba para el casting de su próxima película, ya que el anterior proyecto con la actriz Julia River resultó un éxito en compras, vistas y descargas por la web.



   Su cuerpo bronceado estaba esculpido como el de un dios griego, con brazos y piernas fuertes, abdominales perfectos y un pecho musculoso. Vestía nada más con un pantalón negro. Culminó su retoque físico y salió con rumbo al casting que tenía citado.



   Ahí se encontró con Verónica la encargada de producir su próxima película erótica y pornográfica.



   Verónica sonrió.



   —Siéntate —dijo, señalando el armazón asiento—. Te mostrare lo que va a ser tu casting.



   Douglas sonrió y ajustó su entrepierna.



   —Esto va a ser doloroso, ¿eh?



   —Quítate la ropa, por favor—, dijo Verónica ignorando la pregunta de Douglas.



   Douglas suspiró y se quitó los pantalones y su ropa interior negra, revelando su enorme polla y su gran par de testículos colgantes.

jueves, 14 de febrero de 2019

Guerreros de la arena (2/3)


CONTIENE
BALLBUSTING HOMBRE/HOIMBRE


   Karl se sentía nervioso por su pelea, para tranquilizarse, se recordó a sí mismo el tiempo que llevaba preparándose, las horas de gimnasio y practicando todo tipo de artes marciales.


   Nada más entrar a la arena pudo percibir el ambiente de lucha que se palpaba en el recinto, mucha gente lo animaba, se debía a su moreno y fuerte cuerpo y su dominante belleza. A paso ligero se dirigió al circulo de combate. Una vez en su posición, pasaron a presentar a su oponente, y una extraña sensación le recorrió el cuerpo al escuchar su nombre: lo conocía, Teodoro. Un muchacho de estatura alta y piel blanca de cabellos negros.


   —Preferiría un oponente más rudo —fue la burla de Teodoro al estar frente a Karl. Flexiono los biceps, su slip que portaba como única vestimenta y Karl se rió de saber que no le proporcionaba ninguna seguridad, ya que era muy ceñido y dejaba todo al alcance de cualquiera. Pensar en eso le proporcionó una erección y Teodoro volvió a burlarse.


   —Sé lo difícil que resulta olvidar a un ex como yo.


   Karl apretó los puños.


   —Te patearé el culo, idiota.


   Ambos oponentes se observaban cuando el moderador dio comienzo al combate argumentando que el ganador follaría a quien perdiera.

martes, 12 de febrero de 2019

SAP (2/5): El doctor Strauss

CONTIENE:
SEXO HOMOSEXUAL
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE

   Tobías y Luis se miraron nerviosos cuando supieron que un nuevo peligro en la ciudad acechaba. En la ocasion anterior su misión inaugural resultó un fracaso.


   Los dos superheroes músculosos estaban sentados aguardando por el video noticioso del peligro creciente. Con los ojos fijos en la gran pantalla del televisor cuando el instructor Hugo encendía el aparato para proyectar la imagen del hecho real que podía ocurrir.



   Tobías, el súper hombre, un semental musculoso con cabello negro y suprema fuerza vestía una camiseta y un pantalón ajustado.



   El guapo Luis, con habilidades acrobáticas tenía un gran cuerpo con músculos en todos los lugares correctos. De brazos poderosos, pecho musculoso y perfectos abdominales. Tenía un rostro sexy y sentimientos adorables, venía de una familia que por tradición habían servido a la SAP y él no se permitiría ser la burla.



   —Es un suceso terrible —decía Hugo acercándose a ellos—. Estamos ante un peligro inminente y podemos evitarlo —con el control remoto proyectó el video y se mostró la imagen de Robert Pooh un científico brillante en la ciudad de Gift.



   El hombre en la pantalla susurraba y su aspecto era el de una persona asustada.



   —Soy Robert Pooh y solicito con mucha, mucha ayuda a la Sociedad Autónoma de Protección, mi amigo el doctor Strauss ha perdido la cordura. Juntos estabamos desarrollando una fórmula para un medicamento pero un error de laboratorio produjo que descubriéramos una extracción de ADN para clonar entes. El doctor Strauss planea secuestrar personas y desarrollar un ser poderoso robando muestras de ADN. Necesito ayuda, esto es urgente. Amerito que personal de SAP se apersone al laboratorio y detenga al doctor que quiere abusar de la ciencia... Yo los esperaré para proporcionar las pruebas para su detención.



   Mientras observaban la grabación Colin, un sensual moreno de la academia bajó las escaleras y se sentó en una silla junto al dúo de novatos.



   —¿Qué están viendo? —el hermoso semental degustaba una pizza.



   —Un peligro que quiere cerner el doctor Strauss —informaba Hugo—. Sabía que ese hombre no era de fiar. Los muchachos han sido asignados para su detección, con pruebas de laboratorio hemos determinado que el video es real ya se ha investigado al doctor Strauss.



   Los dos muchachos afirmaron muy seriamente y Hugo continuó:



   —Quiero que salgan de aquí y muevan su trasero, no los quiero ver llegar sin ese maleante entre sus brazos —empezó a dar palmadas—. ¡Muevan el culo!



   Los dos muchachos salieron del recinto dispuesto a ponerse sus trajes.



   Tobías llegó a su habitación no quería pensar en otra cosa que no fuese la misión de apresar al loco científico Strauss. Se bajó el pantalón, exponiendo sus genitales. Agarró su testículo izquierdo y apretó entre sus dedos.



   Respiró profundo y soltó sus genitales se dirigió el armario y cogió su traje de Súper hombre.



   En su vestuario Luis enarcó las cejas. Ajustando la entrepierna miró su reflejo en el espejo.



   —Eres fuerte y el mejor. No hay miedo a nada.



   Asintió con la cabeza y sonrió confiado. Agarró su traje rojo y se preparó para la acción.



   Se reunió con su amigo Tobías en el sitio de encuentro y escuchó las instrucciones que con mucha seriedad impartió el instructor Hugo.



   Ambos salieron de SAP en el automóvil de la organización.



...



   Por la fuerza y con cautela ingresaron al laboratorio del doctor Strauss, su colega no los estaba aguardando tal como especificó en el video por el motivo que fue descubierto por Strauss y asesinado por él al considerarlo traidor.



   Los dos heroes atravesaban los pasillos dispuestos a cumplir la misión pero... Cámaras escondidas estratégicamente en las paredes los filmaban y con ello Strauss los observaba sonando sus manos con una sonrisa en la cara.



   Cuando los muchachos ingresaron a una sala la puerta se cerró dejándolos en cautiverio.



   —¡Estamos capturados!



   —¡Mierda!



   De las paredes comenzó a brotar un fuerte humo y ellos sin demorar fueron sometidos a un ataque de tos.



   Cayeron de rodillas asfixiados por el gas y todo se volvió oscuro.

sábado, 9 de febrero de 2019

Ataque a Trump

ESCRITO POR: ZATN
CONTIENE BALLBUSTING F/M Y M/M y SEXO HOMOSEXUAL.

   Daniel Roberto y Adriano paseaban por el muelle como casi todos los días. Esta rutina de salidas comenzó desde aquella fiesta en navidad, pues en periodo de vacaciones Adriano venía constantemente a visitar a su amado.

   Sin nada que hacer la pareja podían darse el lujo de caminar sin rumbo fijo, solo degustaban el paisaje, al par le dio las 10 de la noche y aun recorrían el área turística...
...Pero lo que no sabía la pareja es que desde hacía unos 20 minutos alguien a lo lejos les observaba, guardando prudente distancia la misteriosa persona vigilaba todos sus movimientos, y aún peor, hoy no era la primera vez que andaba tras ellos.

    Al llegar a casa de Daniel Roberto, el perseguidor se detuvo una cuadra antes... las cosas parecían mal... es más, aquel individuo desde hacía días sabía la rutina de la pareja y la vivienda de Daniel en esta ciudad.

   En la casa, la pareja fue directamente al cuarto, se besaron con pasión mientras Adriano tocaba el paquete erecto de Daniel. El joven retiró la mano de su aparato genital, y subió ambas manos de su pareja, entonces se escuchó un grito de Adriano:
   "AAAAHHHHHHHHHHH!!!!!". Expulso todo el aire de sus pulmones ante el sorpresivo, pero a la vez esperable golpe de rodilla de parte de Daniel.

   Adriano se alejó e inclinó reposando ante el trauma genital. Daniel avanzó hacia él, con intención de redoblar el ataque bajo, pero su pareja le hizo señal de alto.

   "Que pasa?, pero si te fascina esto...".

   "Auuu!, sabes que sí, pero quiero usar todos los aditamentos".

   "Hablas de...". Daniel sabía que se refería a la peluca rubia que el usaba, y la máscara de Trump, que era esencial para el papel que encarnaba Adriano... desde la fiesta de navidad y su orgia en aquel cercano motel, no usaban aquellos "aditamentos".

   Daniel fue a su armario y en una gaveta buscó algo pero no lo encontró, le pareció muy raro.

   "No están... estoy seguro que guardé aquí mi... ¿los moviste a otro lado?, o te los llevaste a tu casa?".

   Adriano negó y se unió a la búsqueda... fue infructuosa y debieron resignarse... Retomaron la acción desnudándose y demás...
   "OOOGGGHH!!", Expresó Adriano cuando Daniel le apretó los testículos.

   "Te duele? jajaja". 

   El joven le soltó las gónadas, acompañándole enseguida con un rodillazo antes de que su hombre pudiera cubrirse.

   Adriano cayó de rodillas, acunando sus pelotas, Daniel se acercó a él, y fue sorprendido cuando su pareja con una mano le agarró la cara interna del muslo a centímetros de su escroto. Adriano hundió sus uñas en aquella carne blanda haciendo chillar a Daniel.

   “Ayyyyyyyyyy!!!!!”.
   El torcido de la carne era dolorosísimo. Por fin le liberó, cayendo de rodillas también Daniel.

   "Y agradece que fue el muslo y no las pelotas". Adriano sabía que Daniel no compartía su gusto por el Ballbusting, por ello evitaba darle entre las piernas.
Ahora algo equilibrados en dolor, la pareja permaneció arrodillada frente a frente sobándose y sonriéndose mutuamente.

   Pero sombras se cernían a su alrededor, pues encima del armario había estratégicamente ubicada una cámara miniatura, que transmitía en vivo la acción de la pareja...
...Afuera de la casa, el desconocido perseguidor, observaba la transmisión en su teléfono móvil... Pero este espionaje no sería lo único que pretendía aquel desconocido con la pareja. 

...