lunes, 19 de noviembre de 2018

La fama de Simon (4/4): Genetica de familia


CONTIENE:
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE
BALLBUSTING MUJER/HOMBRE

   Simón Chacón se encontraba en plena grabación de su programa de horario nocturno, en aquel momento en el estudio se estaban sus hermanos Pablo e Israel acompañados del primo Lucas durante la jornada se había promocionado que discutirían de la muy comentada genética de los Chacón.


   Simón ocupaba un asiento ante el panel y vestía un pantalón ajustado que retenía su enorme y carnosa polla.



   Tenían rato grabando el programa por lo que el nerviosismo ante las cámaras había disminuido un poco y ya estaban entrando en pleno apogeo del tema central para aquella noche.



   —Nuestro padre —detallaba Simón—, quien no pudo asistir esta noche porque se encuentra de viaje con mamá nos ha explicado del origen de nuestro gran tamaño testicular y se debe a un curioso antepasado nuestro.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Cita con el extraño (4/5): La comparacion

CONTIENE:
SEXO HOMOSEXUAL
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE

   Después de varias semanas Pablo volvía a compartir una tarde a solas con David. En aquel momento ambos se miraban en medio de un placentero silencio. Las manos de Pablo se acercaron a la entrepierna de David empezando a despojarlo de la apretada ropa interior.


   Pablo acarició suavemente el erecto falo de su esposo, también lo hizo con sus huevos.

   David cerró los ojos abrumado por el placer que sentía al ser acariciado de aquella forma y dejó que su cabeza cayera hacia atrás.

   Pablo bajaba y subía ambas manos presionando con firmeza. Rozando con la punta de sus dedos el capullo lleno de líquidos preseminales de su pareja.

   Pablo separó los labios y metió en su boca la gruesa y morena polla de David.

   David cerró los labios y gimió deliciosamente al sentir en su sensible cabeza los rastros de la lengua de Pablo que en ocasiones mamaba de manera lenta.

   David gemía sintiendo la deliciosa felación de Pablo.

   Pablo aceleró el ritmo de su mamada metiendo por completo el grueso falo de David.

   —¡Aaaaaaaahhhh! —exclamó David mientras derramaba sus jugos en la garganta de su esposo.

   Tras los últimos espasmos Pablo acabó pasando su lengua por la punta para recibir las últimas gotas de semen. Esperó unos segundos con la cabeza agachada y lentamente subió la mirada hacia David.

   —Sube —le dijo él contento.

   Pablo se subió a la altura de su cara, David le limpió los labios con los dedos y después los saboreó. Se dieron un beso. Posteriormente Pablo posó la cabeza sobre el fortísimo pecho de su esposo lo abrazó fuertemente mientras colocaba la mirada sobre la nada.

   Nunca en su vida se había atrevido a ser infiel pero un día antes cometió ese pecado y aún no sabía si arrepentirse, ya que por David sentía un profundo amor pero lo de un día antes no tenía comparación.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Legion de Proteccion (1/5) El duelo



CONTIENE:
BALLBUSTING HOMBRE/HOMBRE

   El sudor corría por el hermoso rostro de Leo. Había estado esperando por más de una hora, vestía únicamente con aquel calzoncillo ajustado aprobado por su institución para la defensa de las misiones a las que fuese asignado. El semental de 22 años se enderezó y se pasó la mano por su mojado cabello. Era un estudiante regular de La Legión, aquella honorable institución que formaba superheroes de élite para la defensa mundial, ya que el planeta desde siglos atrás estaba a punto del desastre ecológico. Estaba a pocos pasos de recibir su titulo como héroe oficial de la legión de protección y su dominio de magia elemental era la electricidad.


   Miró a su alrededor en el bosque. Todavía estaba oscuro e incluso el instituto tenía sus luces apagadas. Sus alumnos y profesores descansaban.



   La polla de Leo se contrajo dentro de su calzoncillo.



   Aquello sería como entrenar, como enfrentarse al Grupo Altamira, aquellos terroristas de la nueva era que deseaban eliminar la vida humana en lo que quedaba de planeta Tierra.



   Leo hurgó en su entrepierna, tratando de ajustar su polla para hacer su erección menos evidente. Pero con una polla como la de Leo, un monstruo gigantesco de tallo que asustaría incluso a la yegua más valiente.



   Miró su entrepierna y suspiró. La cabeza de hongo gorda de su polla sobresalía de la abertura de la pierna de su calzoncillo. Se mordió el labio inferior y trató de empujar su dura polla en su ropa.



   —Así que aquí estás —se escuchó una voz detrás de él—. Pensé que huirías como una gallina.



   Leo dio media vuelta.



   Hubo un momento de silencio cuando los ojos del otro hombre se dirigieron a la entrepierna de Leo, donde su polla dura como una roca sobresalía como un poste.



   El otro hombre se rió entre dientes. Tenía poco más de veinticinco años, y era un semental alto y musculoso con cabello rubio y cara bonita. Para Leo, era su peor enemigo, un agresor que ya no iba a tolerar más en Legión.



   Leo miró al chico sin tratar de ocultar su erección.



   —Estoy dispuesto a sellar la pelea —afirmó—, es extraño que no vinieras con tus compinches.



   —Para humillarte no necesito testigos, Leo.



   Con eso, el hombre llamado Salomón dio un golpe a la entrepierna de Leo con el dorso de la mano, haciéndolo jadear de dolor.



   Leo se dobló y agarró sus bolas.

lunes, 12 de noviembre de 2018

Calentura en la linea Maginot

ESCRITA POR: ZATN
CONTIENE BALLBUSTING M/M.

   La Línea Maginot fue una muralla fortificada y de defensa construida por Francia a lo largo de su frontera con Alemania, después del fin de la Primera Guerra Mundial. La línea comprendía 108 fuertes principales a 15 km de distancia entre sí además de multitud de pequeños fortines. 

   Estas fortificaciones fueron hechas para frenar a tiempo un posible ataque desde Alemania y permitir la movilización del Ejército francés de zonas más alejadas, así como servir de base a un posible contraataque. En sus enormes instalaciones los soldados tenían todo para vivir con cierta comodidad, y gozaban de amplios periodos de permisos para estar con sus familias y amantes.

   En 1938 el clima de tensión entre Francia y la Alemania de Hitler está en constante fricción y los franceses en agosto de ese año activan las alarmas al máximo. Por órdenes superiores se restringen los permisos y salidas del personal militar activo en la línea Maginot, por ser esta la primera línea de defensa.

   Phillip Troudeaux es un soldado francés de origen camerunés en turno aquellos días, por más de 2 meses le han negado un permiso para visitar a su familia… El joven no tiene familia cercana, pero si una novia, Marie… Como anhela yacer con ella.

   Ese día contemplaba la fotografía de su pareja en su habitación del cuartel, sin poder evitarlo una erección se escondía en sus pantalones.

   Rene Pompidú, soldado de cabello rubio y compañero de Phillip desde hace 2 semanas, se interesa en la foto:

   "Que lindura, es tu esposa?". El compañero apenas conocía algo de su colega, desde que le trasladaron a esta compañía, no había hecho muchas amistades.

   "Es mi novia, y vaya que la extraño!, cuando nos dejaran salir de visita?".

   "El sargento Coty dice que por ahora no hay permisos, es posible una guerra con los alemanes".

   El moreno estalla: "Al carajo los alemanes!, yo quiero cogerme a una mujer... si por lo menos nos dejaran ir al pueblo más cercano!".

   "Pagarías a una puta?, Mira que yo también tengo ganas de estar con una".

   "Pero ni siquiera nos dejan salir a patrullar, si vamos de patrulla puede que me encuentre a una muchacha por ahí y...".

   "Te las vas a coger a la fuerza?".

   "Claro que no, pero le ofrecería la paga de una puta o le doblo la paga, en cualquier lado alguna chica necesita el dinero, y yo le daría lo que pidiese…. estoy tan desesperado... no sé qué hacer!!".

   Phillip se tocaba la verga, René alcanzaba a notar que estaba parada... El soldado le dio un consejo:

   "Oye colega, te toca jalártela, eso es lo que a mí me calma".

   "A mí no me sirve... yo necesito una hembra, Marie, o una puta o quién sea, pero que tenga un coño, quiero un coño!".

   René parecía entender a su compañero, sabía que los hombre de color era más dotados que los blancos y por eso tenían más necesidad de mujeres, o no resistían tanto el ayuno del sexo… tal vez el no poder yacer con una los terminaría volviendo loco... pero si hasta él a veces veía con cierto romance a algún compañero soldado con cara afeminada, ahora ese moreno debe estar loco por dentro... cuando terminaría este encierro en la Línea Maginot?... Que los alemanes atacaran de una vez, por lo menos la guerra serviría de distracción!

   “Bueno no hay de otra más que aguantarse, insisto en mi consejo, jálate la verga pensando en tu noviecita, o en quien tú quieras, yo haré lo mismo, pero ahora que vi a tu chica creo que me la jalare en su nombre”.

   “No hables así de Marie!”.

   El moreno se veía enojado, sin duda el más leve comentario sobre su chica le encendía negativamente.

   “Calma moreno, era una broma”.

   “Ni en broma te refieras así a mi chica”.

   “Ok ok, solo iré al baño a imaginarla vestida de monja, a ver si eso me apaga la pasión, jajajaja”.

   La mala broma de René fue demasiada para Phillip quien descargó un puñetazo en la cara del rubio, el impacto le hizo irse contra una pared, de inmediato la gente les rodeó, animando pleito.

   "PELEA, PELEA, PELEA!". Era todo lo que se escuchaba en el pasillo, pronto soldados de los otros cuartos aparecieron aumentando el bullicio.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Alimañas de la noche 2 (2/5): Robado

Parte 3/3
CONTIENE:
BALLBUSTING MUJER/HOMBRE


   Víctor salía del baño y penetraba a su habitación después de tomar una ducha de aquel extenuante día de trabajo.


   El policía usaba su celular mientras leía que el hijo de Iván había aparecido después de ser atacado. Víctor negó con la cabeza aquel muchacho cabeza hueca siempre estaba metido en problemas. Aún quedaba en su musculoso cuerpo restos de agua.



   Escuchó un pequeño ruido que provino de la sala que hizo que alzara una de sus pobladas cejas, despacio cerró la puerta de su habitación y después buscó su pistola en una gaveta.



   Fuera de esa habitación estaba Akire, la pelirroja Ky que semanas atrás había robado el semen del policía y aquella noche ingresaba al departamento del oficial buscando su cuota de alimento. Todavía podía olfatear el olor al jugo caliente guardado en las bolas del macho. El aroma se hacía más fuerte a medida que se acercaba a la habitación, sin mayor problema hizo girar la puerta e ingresó.



   Pero no había nadie ahí pese a que el fuerte olor a esperma llegaba a la nariz de la Ky hasta que de repente…



¡BAM!



   Ackire había recibido un fuerte golpe por la espalda con una tabla, cayó al suelo dolorida mientras el policía liberaba sus manos.



   —¿Qué buscas aquí, maldita?



   La Ky respiró profundo procesando el asalto.



   —Buscando tu leche, papi, dámela y nadie saldrá herido.



   —Tendrás que pedirla a Lucifer porque yo no te la daré.



   Víctor sacó del cinto de la toalla su pistola y apuntó a la pelirroja mirándola a la cara y cometiendo un error al dejarse hechizar. La toalla se desprendio de su cintura y dejo desnuda su carnosa polla y sus grandes bolas. El oficial la vio a los ojos y... se cautivo con su belleza.



   Abrió la boca mientras arrojaba su arma lejos, ¿como carajos iba a matar a esa deliciosa mujer? Pensaba, lo que tenía era follarla. 



   —Te voy a coger de lo lindo, mami.



   Su instinto solo obedeció al sexo, se acercó a la mujer dispuesto a penetrarla.

...